Adiós vieja amiga- 3ª y ultima parte

17 01 2011

Para ver la parte anterior pincha –AQUÍ-

“El método del secador”

El método del secador, menudo invento. No sé quien fue el primero en hacerlo ni que le llevo a hacerlo, pero coño, funciona. Este método consiste básicamente en poner el secador al máximo punto de calor que tenga, una vez echo esto se trata de darle aire caliente a través de las rendijas de ventilación que la Ps3 tiene por la parte trasera, esto hace que las “soldaduras” se calienten y luego al enfriarse se suelden de nuevo, mejor de cómo estaban antes.

 

Después de ver muchos videos y leer muchas opiniones, nos decidimos a hacerlo, de todas formas no se alejaba tanto de lo de la toalla que nos habían propuesto en la web. La primera vez que lo hicimos estuvimos unos 10 min con el secador dándole a la ps3, y luego lo dejamos enfriar (y también le dimos aire caliente) durante mas o menos 15 min. Cuando la enchufamos para probarla no teníamos muchas esperanzas de que hubiera funcionado, ¡pero coño!, no había funcionado… La verdad es que se me quedo un mal sabor de boca, me espera más, por lo menos que estuviera mas de una milésima de segundo prendida, pero no fue así. No me rendí, y lo volví a intentar, era la segunda vez que lo hacia, y esta vez estuve con el secador 20 min, cuando me detuve, la ps3 estaba ardiendo (me refiero a muy caliente, no a que echara llamas).La dejé enfriar 3 o 4 horas y volví a enchufarla, sorpresa, funcionaba. Funcionó durante 2 o 3 semanas en perfectas condiciones, pero volvió a pasar, y cada vez que usaba el secador la consola tardaba menos en estropearse de nuevo.Un día, cuando la encendí, simplemente emitía un pitido muy muy agudo y no pasaba de la pantalla principal, este si fue el verdadero fin de mi consola.

 

¡Ah! Por cierto, el método del secador puede deformar “un poco la carcasa, aquí veis lo “poco” que la puede deformar.

 

Anuncios